Durango y su alta dependencia fiscal

El Observatorio de la Laguna, publicó en su informe sobre las Finanzas Públicas del Estado de Durango, varios datos interesantes, que obligan a la entidad a buscar nuevas formas de recaudación tributaria, debido que no genera los ingresos propios suficientes para enfrentar sus gastos, además es de los Estados que menos aporta al PIB Nacional.

Necesarias opciones para aumentar ingresos

Ante el panorama económico tan complejo que se vislumbra en los próximos años y ante un obsoleto pacto de coordinación que urge renovarse, deben los Estados empezar a analizar otras opciones y facultades para aumentar sus ingresos. El 91.1% de los Ingresos que recibió el Estado de Durango en 2019, surgieron de la Federación, y el resto fueron ingresos propios, principalmente en su origen por el impuesto de control vehicular y el impuesto sobre nómina (ISN).

Penúltimo lugar en generación de ingresos

Lamentablemente esto demuestra la fuerte dependencia al Gobierno Federal. El ISN es el impuesto que más les genera ingresos propios a los estados del país, sin embargo, Durango está muy rezagado, ya que ocupa el penúltimo lugar en generación de ingresos por este concepto, solo delante de Guerrero y por detrás de Nayarit, Oaxaca y Chiapas. Esto es ocasionado por la elevada cantidad de empleo informal en la entidad, y que seguramente se irá agravando por la situación de la pandemia.

Impuesto por control vehicular

Si bien el ISN es un impuesto que puede desincentivar la creación de empleos, si se otorgan incentivos, puede aumentar la formalidad. Por otro lado, dado que el impuesto por control vehicular le representa $700 millones anuales al estado, es conveniente buscar que los vehículos irregulares que circulan en la entidad, que se estiman son más de 165 mil, puedan pagar impuestos, sin que eso signifique regularizarlos.

Este impuesto debería destinarse a mejorar la infraestructura carretera. Para terminar con otro dato que preocupa, es que, según datos del SAT, el estado de Durango se colocó en el penúltimo lugar en la recaudación de ingresos tributarios a nivel nacional, tales como IVA y IEPS entre otros.

Reparto más justo y equilibrado

Es preciso que los Estados recauden más y mejor, que se diseñe un reparto más justo y equilibrado de los recursos federales y que se incluyan en esta repartición, incentivos a los estados más competitivos y aquellos que cumplan reglas de transparencia y rendición de cuentas de los recursos.