Deuda en Coahuila, el eterno problema

por | 18/06/2020

Frente a la crisis 2020, mucho se habla sobre uno de los mecanismos más eficaces para compensar la caída de los ingresos y evitar el colapso de las economías: la contratación de deuda, pero ¿los gobiernos realmente se endeudan para impulsar sus economías?

Nadie sabe en qué se gastaron los recursos

Durante la crisis económica del 2009, Coahuila tenía una deuda de apenas $1,562 mdp, que se disparó a $36,510 mdp en el año 2011 bajo la retórica de que el Gobierno Estatal necesitaba más recursos para hacerle frente a sus gastos y detonar la inversión para alcanzar el desarrollo luego de esa crisis… sin embargo, al día de hoy, nadie sabe en qué rubros se gastaron esos recursos, ni cual fue el fin y destino de los financiamientos que con tantas irregularidades se contrataron.

La mayor parte se destina solo al pago de intereses

Al día de hoy Coahuila le debe a los bancos $37,718 mdp, y es que a pesar de que anualmente destina el 9% de su presupuesto total al pago de la deuda, esto no es suficiente porque $8 de cada $10 son para el pago de intereses, y aunque se le ha abonado una pequeña parte al capital, hoy se deben $1,208 mdp más que en 2011, por la sencilla razón de que el Gobierno ha tenido que contratar más deuda en los últimos años para hacerle frente a sus gastos, principalmente los gastos corrientes.

Deuda por lo menos para 26 años

De acuerdo con datos de la SHCP, nuestro Estado será el que más tiempo tardará en pagar la deuda contratada con los bancos, ya que, según estimaciones de la misma secretaría, los coahuilenses terminaremos de pagar esta deuda (siempre y cuando durante el 2020 no se contrate más) hasta dentro de 26 años, por lo que tendrán que pasar otras 4 administraciones estatales para liquidar estos financiamientos.

También se le debe a proveedores

Un dato interesante, es que además de la deuda contratada con los bancos, Coahuila le debe $5,943 mdp a sus proveedores de bienes y servicios, por lo que la deuda total, asciende a más de $43,661 mdp, y para poder terminarla de pagar, cada coahuilense tendría que aportar $14,500 de su bolsa.

Necesario seguir objetivo de financiamientos

De nada sirve la contratación de más deuda, si su uso es para pagar nómina, publicidad y programas sociales con fines políticos, si se busca hacer frente a la crisis económica con éste tipo de apalancamientos, necesitamos Congresos locales y Auditorías Estatales que pongan la lupa en los recursos y le den un seguimiento claro y objetivo a los financiamientos, desde su contratación, su aplicación y su método de pago, para evitar así que el caso de la mega deuda en Coahuila se replique en más Estados del País.