El virus sigue ahí

El virus sigue ahí

Bajamos la guardia, nos relajamos, aunque mucho no lo reconozcan. El panorama es muy desalentador, las cifras ya no nos asustan, nos aterran. El estar a punto de no tener camas disponibles, ya ni siquiera en hospitales privados, sino también en los públicos, nos dice...