De la tipificación del feminicidio al cumplimiento de la Ley

por | 13/02/2020

En torno a la discusión que ha generado durante los últimos días la propuesta de la Fiscalía General de la Republica (FGR) de eliminar el delito de feminicidio y situarlo solo como un agravante del homicidio es de suma importancia delimitar la magnitud de la problemática.

Va en incremento

De acuerdo con los datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), durante el año 2019 se registraron 1,006 víctimas de feminicidio, un incremento del 10 por ciento respecto a 2018 (912) y del 136 por ciento en relación a 2015 (426).

5 entidades con la mitad de los casos

A nivel nacional, las cinco entidades con más víctimas de feminicidios fueron Veracruz (163), Estado de México (125), Ciudad de México (68), Nuevo León (67) y Puebla (60); quienes en conjunto promedian 1 de cada 2 feminicidios ocurridos durante 2019.

Monterrey con el mayor número

En cuanto a los municipios con mayor número de feminicidios el Informe sobre violencia contra las mujeres sitúa a Monterrey (19) en la primera posición, seguido de Culiacán (17), Iztapalapa (15), San Luis Potosí (13) y Tijuana (12).

Aumentan casos en La Laguna con respecto a 2018

Respecto a los municipios de la ZML, el Monitoreo de Incidencia delictiva en la Laguna, que elabora el CCI Laguna, establece que durante 2019 ocurrieron 15 feminicidios en la ZML; Torreón (6), Gómez Palacio (3), Lerdo (2) y Matamoros (4), lo que representa un incremento del 114 por ciento en relación a 2018 (7).

Se agrava la crisis de violencia

Todo lo anterior, evidencia que el Estado de Derecho en México se ha ido erosionando de forma continua y que la crisis de violencia e inseguridad que padecemos desde hace más de una década ha alcanzado su punto más álgido durante el último año.

Debemos partir del reconocimiento de la problemática, en promedio 98 personas son asesinadas diariamente en nuestro país, de las cuales 10 son mujeres (3 de ellas asesinadas por razones de genero).

Más allá de proponer modificaciones al código penal para intentar desviar la atención pública, debemos luchar por el cabal cumplimiento de la Ley haciendo imperar el tan anhelado Estado de Derecho.