Los Organismos Operadores de Agua

Uno más de los temas que hay que discutir sobre el mega Proyecto de Agua Saludable para la Laguna, son los Organismos Operadores (OO) del agua, que tienen el encargo de operar, conservar y administrar los sistemas de agua potable, alcantarillado y saneamiento, para brindar este servicio público a los ciudadanos.

Autónomos y con recursos públicos

SIMAS, SIDEAPA, SAPAL, Simas Rural, por ejemplo, son estos organismos autónomos, con personalidad jurídica y a los cuales se les asignan recursos públicos. Dentro del proyecto de agua saludable para la Laguna, se contemplan más de mil millones de pesos para el mejoramiento de la eficiencia de estos OO, sin embargo, dadas las condiciones actuales en que se encuentran es imperante pensar en un rediseño, para modernizarlos, para reducir sus pérdidas físicas, para renovar sus tuberías y hacerlos rentables financieramente.

Con problemas de litigio

En un rápido vistazo, los OO tienen problemas de litigio, destinan gran parte de su presupuesto al pago de energía, tienen adeudos elevados con proveedores, uno de cada tres pesos que ingresan lo destinan al pago de nómina, la mayoría de su personal es sindicalizado y hoy tienen pesadas cargas de pago a pensiones y jubilaciones, que en un futuro será insostenible. Además, el pobre porcentaje que le destinan a la inversión pública, que en ocasiones tienen que ser los propios municipios con sus recursos, los estados y la federación los que los subsidien, haciéndolos dependientes financieramente.

Poca eficiencia comercial y física

Su eficiencia física y comercial también es baja, ya que del total del agua que extraen, contra la que facturan, y más aún contra la que cobran hay una gran diferencia. Se puede traer toda el agua saludable de la cuenca del Río Nazas, de las presas Zarco y Lázaro Cárdenas, pero si los OO siguen con deficiencias técnicas, organizacionales y financieras, no se va a solucionar el suministro del agua en la Laguna.

Volverlos rentables

Estos evidentes rezagos, deben abrir la posibilidad de pensar en establecer acuerdos intermunicipales entre los OO, hacer a un lado la visión municipalista y volverlos rentables económica y operativamente. No olvidemos que el Estado debe cumplir con el Art. 4 constitucional: “Toda persona tiene derecho, al acceso, disposición y saneamiento de agua, para consumo personal, y doméstico, de forma suficiente, aceptable y asequible”.